¡Sin excusas! Todos podemos combatir el Trabajo Infantil

Cada 12 de junio se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil para concienciar acerca de la magnitud de este problema y aunar esfuerzos para erradicar esta realidad que afecta a 168 millones de menores en todo el globo.

Ver a un niño o niña vendiendo dulces, lavando las ventanas de los autos en los semáforos o trabajando en la venta de verduras y frutas se ha convertido en algo común para muchas personas en Colombia; sin embargo, esta situación no tiene nada de normal, pues las repercusiones en la vida del pequeño, sobre todo en su educación, pueden ser irreversibles.

En Colombia el tema preocupa, pues a pesar de que el número de menores trabajadores se ha reducido, aún hay 1.396.000 laborando, y de esta cantidad, 38,1% son obligados a trabajar en la actividad económica de sus familias.

Y es que el trabajo infantil no solo les niega la oportunidad de ser niños al no poder ir a la escuela y no tener derecho al juego y libre desarrollo. También pone en riesgo la vida misma de estos pequeños al estar expuestos a ambientes laborales peligrosos, esclavitud, trabajo forzoso en actividades ilícitas como el tráfico de drogas y prostitución, así como su participación involuntaria en los conflictos armados. 

Pero, ¿qué se puede hacer para vencer el Trabajo Infantil?

Inicialmente, se puede denunciar cualquier situación en la que se vea a un menor en tareas económicas (como ayudar a un adulto en su trabajo, mendigar, reciclar, cosechar), domésticas (ser el responsable de cuidar a hermanos menores o de ocuparse del oficio de la casa) o sexuales.

Para denunciar los casos de trabajo infantil los ciudadanos se pueden comunicar a la línea gratuita 146 del Instituto Colombiano del Bienestar Familiar (ICBF), o través de la aplicación móvil Te Protejo.

Pero otra gran ayuda para combatir el trabajo infantil es apoyar a causas sociales en Colombia que velen por el buen aprovechamiento del tiempo libre de los niños y combatan la deserción escolar. 

Es eltescaso de la Fundación Cecucol, que busca que los niños de la Comuna 18 de Cali, en su mayoría de familias indígenas y afro desplazados por la violencia, reanuden sus estudios y tengan espacios dignos y seguros para la recreación y el deporte.

También está la organización Patrulla Naval seccional Pacífico, que busca frenar la alta tasa de deserción escolar de niños y niñas que viven en las zonas rurales de Buenaventura, la Barra, Juanchaco, Ladrilleros y en las islas aledañas a Bahía Málaga.

Y finalmente la Fundación Desayunitos en Bogotá, que brinda una alimentación balanceada representada en desayunos, refrigerios y almuerzos a menores de escasos recursos en la capital, para que mejoren su desempeño escolar y que la falta de dinero de los padres para el recreo no sea una excusa para retirarlos de sus estudios. 

Donar a alguna de estas causas sociales es muy sencillo:

1. Entra al enlace de cada una de las causas.
2. Da clic en 'Iniciar Sesión' y regístrate con tu Facebook o Twitter.  
3. Entra a 'Causas' y da clic en la causa de tu elección.
4. Agrega al carrito y sigue las instrucciones para donar en efectivo o con tarjeta de crédito. 

¡COMPARTE esta información para que más gente se una en la lucha contra el trabajo infantil! 

 

Fuentes:

Dane

Informe Save The Children