Tragedia Invernal

Más de 10 víctimas fatales, 20 desaparecidos y muchas casas derrumbadas es el saldo de una nueva tragedia invernal en Colombia. Esta vez, Manizales es el epicentro de la emergencia tras varios deslizamientos provocados por las fuertes lluvias en la mañana del 19 de abril. 

Aunque efectivos de los organismos de socorro y demás autoridades competentes ya se encuentran en la zona en labores de rescate, y ya han declarado diversos tipos de ayuda para los damnificados, continúa la emergencia en sectores populares de la capital del Caldas y se temen tragedias similares en otras regiones del país como Antioquia, Huila, Nariño, Valle, Bolívar, y más.

El departamento del Putumayo, y su capital Mocoa, por su desafortunada y reciente experiencia, le dieron una lección al país y prendió las alarmas de prevención, pero ante el desastre que ya ha ocurrido, qué se puede hacer. 

DarMas se solidarizó con Mocoa y puso a disposición su plataforma para la recolección de recursos económicos, que fueron entregados a la organización Acción contra el Hambre, que se presentó de manera oportuna en el Putumayo y auxilió a las familias afectadas.  

Para el caso de Manizales, DarMas se solidariza con los damnificados e invita a nacionales y foráneos a estar atentos a las convocatorias de ayudas que se requieran para atender la emergencia, y que en su momento serán habilitadas ya sea por DarMas o por los diferentes organismos de control así como de otras organizaciones privadas y no gubernamentales transparentes y que efectivamente hagan entrega de los recursos a las personas que los necesitan.  

Y no solo se debe pensar en donar en especie, también en dinero, pues muchas veces las buenas intenciones de alimentos, ropa y otras donaciones materiales no cumplen o cubren las necesidades específicas que cada emergencia y zona requieren y se pierden. Es el momento de pasar del 'like' al hecho y donar cuando se necesita a organismos confiables y autorizados.

 

Compartir Artículo:
Escrito por: Editor